LA MORAL FRENTE A UN LARGO (la ilusión devastada) 

Hablando con dos compañeros que han conseguido rodar su primera película sin productoras potentes que les amparen, ni dinero que lo pueda cubrir todo, me doy cuenta de la duda existencial en la que los dos coinciden sin ni siquiera conocerse.

El camino hacia el rodaje de una película es tan largo y dificultoso, que cuando terminan totalmente exhaustos su odisea, alzan la mirada y se dan cuenta de que ahora les queda otro camino por  recorrer… el de la distribución, los festivales, las salas de cine… triunfar.

mg_2246

Este camino no es tan agotador como el de la pre-preproducción, pero es el camino que moralmente te puede hundir hasta el mismísimo infierno.

Mover una producción de cortometraje profesional es una demo de lo que podría ser producir un largometraje, y teniendo en cuenta todos los factores, es simplemente demoledor tan solo pensar en ello.

Una vez terminada la película y haber conseguido que se vea aunque sea en una sala, a las seis de la tarde durante una semana, llegan las primeras críticas, unas críticas que vendrán sin edulcorar, sin paños calientes, directas a matar para bien o para mal, y claro, nadie tiene en cuenta tu proeza por haber conseguido llegar hasta ahí.

Los festivales de referencia son como burbujas de oxigeno que te animan a continuar el camino, pero claro, entrar en festivales como Cannes, Venecia, Sundance o Sitges, es complicado. Mostrar tu película a productores y distribuidores es uno de los pasos a seguir si quieres estrenar como dios manda en múltiples salas de todo el país y hacerte un profesional. Cuando la cinta no es seleccionada, un martillo de una tonelada te golpea en la cabeza sin piedad, y tu ánimo se desploma.

Eva-Longoria-2012-Cannes-Film-Festival-19

Hay que ser fuerte mentalmente, y claro, si tras el rodaje de un corto no te quedan fuerzas para continuar, al menos durante una buena temporada… imagínate de un largometraje.

Somos yonkis de contar historias, nos apasiona el cine y el recurso más asequible es el cortometraje. Puedes contar una historia con un presupuesto alto, o exprimir tu ingenio y rodar sin un duro. Con sinceridad, los festivales apuestan por el formato caro… la factura de unas buenas ópticas de cine nada tienen que ver con la cámara de fotos típica que se usa para filmar… pero con una buena historia, y unos buenos actores, eso puede quedar en segundo plano a ojos de los más exigentes.

el-mariachi-carlos-gallardo-robert-rodriguez

No encuentro una moraleja para esta historia, pero si una frase cinéfila: “siempre nos quedará París”… bueno, como si París fuera barato.

 

En fin…

 

Anuncios

STOP THE HORROR

la muvida-cine

Muchas veces se lanzan videos a internet con eslóganes tan atractivos como este, que reza así: “el cortometraje que nadie puede ver más de 15 segundos”.

Bien, por ello lo vi, sin duda el marketing es efectivo, y la verdad es que creía que se trataba de un corto de terror, y además pensé que iba a ser tan malo como aquel viral de “LIGHTS OUT”, pero lo que me encontré fue un corto promocional que dentro de un terrible drama basado en hechos reales, nos hace ver lo necesaria que es la eutanasia.

No, no lo paras a los 15 segundos, como te digo esto no es más que marketing, pero es realmente estremecedor…. Y no hablo de las imágenes, el corto se podía haber rodado mejor, indudablemente, pero si miramos más allá del arte, podremos ver la denuncia, y está está bien clara.

 

FESTIVALES DE TERROR (sangre y nada más)

 

Cabin-Fever-(film)-wallpaper

Me encuentro inmerso en un proyecto de cortometraje de género algo distinto al que se viene conociendo en el ámbito del cortometraje. Se trata de una historia de terror que se encuentra comedida en los baremos del drama. Y con esto surge siempre la duda: ¿gustará en festivales?

La pregunta es destacable, pues la mayoría de los festivales de terror buscan la sangre, el asesinato, de alguna forma el Slasher, y dejan fuera gran parte de cortometrajes con menos  sangre, pero de mayores matices en guión, construcción de personajes, arte, etc… en definitiva, cortos más cuidados y de menos impacto visual.

secuencia-01-00_03_37_20-imagen-fija001

La cuestión es que se echa un poco de menos la valoración cinematográfica en ciertos festivales de terror. Me parece bien que se defina el estilo, que en las bases recalquen cuales son las temáticas favoritas o los criterios de selección y así evitar una distribución en vano. Pero no suele ser así, los festivales de menor categoría prefieren hacer alarde de la cantidad de cortos que han llegado sin importarles en absoluto el esfuerzo y el dinero que hay tras una distribución.

A día de hoy existen festivales de terror y fantástico que examinan la calidad del producto que les llega, y esos son los realmente interesantes para quienes se dejan la vida en una producción encarecida por conseguir un buen trabajo cinematográfico.

Encarecida no tiene por que ser económicamente, puede tratarse de una producción humilde pero con todos los factores sacados a relucir de igual manera. Trabajarse una buena producción no está solo en manos de los adinerados…. Las ayudas, crowdfunding, colaboraciones materiales y de más, están a la orden del día para conseguir una factura cara “low cost”.

Slasher-1

La cuestión, y lo que reivindico son festivales más comprometidos con el cine, y menos con la competición de número de cintas recibidas… y por supuesto una valoración más allá de “llenar asientos”. Tal vez poco a poco veamos la evolución.

EL CINE (miles de trabajos en uno)

francis-ford-coppola-on-the-set-of-apocalypse-now-1

Muchas veces escuchas a la gente neófita en esto del cine hablar mal sobre él: Perroflautas, faranduleros, titiriteros… insultos y tan rancios como su ignorancia.

Cuando un director como Francis Ford Coppola  se interesa en un espacio como los estudios “Ciudad de la Luz” en Alicante para convertirlo en la meca del cine Europeo, y los politicuchos deniegan el espacio y se cierran a negociaciones… es que me sale mi lado más violento… pero prefiero escribir un post y explicar a quienes no saben sobre esta industria, los beneficios que da una película.

Para quienes crean que el cine es para actores y directores exclusivamente, decirles que dentro de una película se mueven muchos oficios. Por ejemplo,  sólo para construir decorados se necesitan: albañiles, pintores, cerrajeros, fontaneros,  arquitectos, diseñadores, maquetistas,  y un sin fin de profesiones solamente para los decorados, y esto de primera línea, después se generan puestos de trabajo secundarios, como por ejemplo: transportistas, camioneros, fresadores, escultores, etc.

oferta-a-precio-de-derribo-por-la-ciudad-de-la-luz-tenemos-un-gran-proyecto-industrial

Para la realización de una película además de lo obvio: cámaras, actores, editores, etc… también se hace uso de sastres, maquilladores, peluqueros, cocineros, camareros (catering), etc… que conlleva a su vez trabajos en segundo plano. Y no digamos de la industria hotelera, no sólo harían el agosto, sino que todos los meses del año, pues a parte de la gente que se mueve en el mundo del cine, habría gente de todos los países que querrían venir al Hollywood Europeo para conocerlo.

Esto es tan solo una milésima parte del trabajo que generaría el cine en nuestro país, dando trabajo a miles de familias que andan en el umbral de la pobreza por decisiones de politicuchos revenidos.

Por eso no se entiende que un productor quiera darle vida a un estudio que ya está hecho, y se lo denieguen… prefieren tener un estudio muerto, que generar trabajo. Los políticos son unos incultos, unos parásitos que se alimentan de nuestro sudor, y lo que hace falta en este país para eliminar tanta corrupción, es algo de cultura e información real al pueblo.

Juego-de-Tronos-Fotos-Rodaje-2_reference

Referente a los que dicen poder vivir sin el “arte” porque consideran una profesión de vagos lo relacionado al cine, la literatura, la música… Les propongo algo: Pasaros un mes sin escuchar música, sin leer ni siquiera un artículo de un periódico (ya se que leer libros no va con vuestro intelecto), no veáis una serie ni una película, no miréis una revista (la hacen diseñadores perroflautas), y sólo con esto veréis lo gilipollas que sois. Y no quiero decir nada de los perroflautas que diseñan vuestros coches caros…. Bueno, intentad esto, y os haréis un favor.

FESTIVALES (no todo el monte es orégano)

casual-films-shoot

Y con el cortometraje llegaron las plataformas de festivales, y con ellas los caraduras que han hecho un negocio de ello.

Sí, cada vez son más los festivales fraudulentos que existen en plataformas como Festhome o Filmfreeway, por poner un ejemplo. Se trata de festivales que cobran una tasa por lo general de entre 5 y 20€ para no llamar demasiado la atención, y que en muchos casos no se proyecta corto alguno, o en su defecto se hace una proyección justificada en alguna casa de cultura de la localidad o el bar de un amigo. De esta forma queda justificado el cobro, y con la mención de los seleccionados en una Web basta para lucrarse mensualmente o incluso semanalmente.

Un festival que se hace mensualmente y cobra, es para desconfiar de él. Aprovecharse de las ilusiones de los cortometrajistas (en la mayoría de los casos novatos) es tener mala leche, pero claro, la pela es la pela, y frente a eso la desconsideración debe ir por bandera.

Las plataformas investigan los festivales para ver si son fraudulentos, pero consideran que una Web, y una proyección lo justifican, cosa que no basta. Los festivales deberían estar garantizados, empezar a controlarlos y que realmente merezcan la pena.

A estas alturas hay supuestos festivales que desprestigian más que otra cosa, para los festivales reales y sus seleccionadores, son ya conocidos los “laureles” de cada uno de estos fiascos, y por consiguiente la imagen del cortometraje queda en entredicho, llegando a tener prejuicios sobre dicho trabajo.

150915160516_tecnologia_estafas_redes_sociales_fraude_624x351_thinkstock

Esto es como todo. Algo aflora y de él se saca la picaresca, pero por suerte estas cosas terminan controladas gracias a la evolución del mismo sector.

Por otra parte el hecho de pagar por entrar en un festival y ser seleccionado, crea una adicción similar al del ludópata: pago, consigo, quiero más.

Cuidadín con esto, no todo el monte es orégano decía el refrán.

CORTOMETAJES LEGALES (¿la destrucción de un sueño?)

dsc_0127

LA EVOLUCIÓN DEL CORTOMETRAJE

La evolución del cortometraje tiene un doble filo, cada vez se hacen más presentes en festivales y en plataformas como Movistar +, pero como contrapunto la exigencia es mucho mayor.

Hace 10 años los cortometrajes no eran tan conocidos, los programas de edición de video domésticos aun no eran controlados por todos, y por supuesto las cámaras de video eran plenamente caseras, pensadas sólo para filmar la comunión del niño, el bautizo, o las vacaciones de verano… poco más. Las cámaras de fotos agregaron la función de video dando así una calidad mucho más profesional a los trabajos, y gracias a esto, y a los programas de edición domésticos, mucha más gente se lanzó al mundo del corto.

Antes era complicado encontrar festivales para enviar el corto, había que buscarse la vida no solo para encontrarlos, sino para seguirlos, pues internet no era la herramienta que es ahora.

Las plataformas de Internet se están comiendo a las distribuidoras, de hecho, las distribuidoras utilizan ya las plataformas, y es que no tiene sentido pagar material físico (caratulas, cajas, etc.) por algo que es plenamente digital. Como digo, las plataformas de distribución (Festhome, Movibeta, etc) se han hecho con el mercado, y han hecho, de paso, un buen negocio.

Algunos festivales han optado por cobrar la inscripción para financiarse el festival, otros te cobran algo simbólico para cribar de algún modo material amateur, y otros simplemente son un timo.

EL CORTOMETRAJE PROFESIONAL

Los festivales de Clase A, estos son los que si eres seleccionado, o los ganas, te dan un pase directo a la preselección de los Goya, por ejemplo. Pues estos festivales son cada vez más, y más exigentes. Para ser nominado al Goya es necesario que tu producción sea legal, esto es que tengas dado de alta al equipo en la seguridad social (autónomos, lo que sea, pero legal), son exigencias de la academia que es criticado por unos y alabado por otros.

Se trata de un tema peliagudo, pues el cortometraje hasta hace nada era considerado como una forma de aprendizaje frente al largo, y poco a poco se ha ido reclamando su condición como cine en toda regla, y claro, si esto es así, pues tendrá las mismas condiciones que rodar un largometraje.

maxresdefault

Es cierto que hay dos tipos de producciones de cortometraje, las de mucho presupuesto y las de poco. Las producciones que consiguen esos 20 o 30 mil euros para rodar, se permiten la legalidad requerida, los que se ruedan con 500 0 1000 euros lógicamente no.

Algunos debates en la red han acogido radicalidades como “si no puedes dar de alta a la gente en tu corto, no lo hagas”, algo que me sorprende cuando en su Facebook parece ser de izquierdas y de mente liberal… a mi me parece una forma de pensar bastante fascista y represiva, pero claro, es solo mi opinión.

Restringir la creatividad, el talento y la pasión por no tener dinero es poco más que deleznable. El cine es libertad ante todo, y poco a poco lo van reprimiendo las intransigencias laborales como si de un negocio a pie de calle se tratase. Y no critico al hecho de ser “legales” sino el clasismo que se ha generado en torno a ello, que sin duda lo hay.

Muchos actores, entiendo que nuevos en esto, critican en hilos de conversación donde se anuncia un papel para un corto NO remunerado; alegando precariedad y humillación para el sector, pero he hay mi pensamiento de “nuevos en esto”, porque es evidente que no todos pueden pagar un sueldo, y si seguimos ese razonamiento, jamás pagaríamos a actores NO conocidos, pues dentro de las “reglas del marketing” rige el tener caras conocidas en los trabajos para mayor impacto.

time_code

Hay que entender que el cortometraje de bajo presupuesto sirve para la liberación/expresión de su director, y lo mismo para el equipo, pues trabajar en el cine siempre es pura vocación. Tenemos que mirar este tipo de producciones como una oportunidad de crear cine, aprender, tomar tablas y subir un escalón profesionalmente, porque no hay otra manera de aceptarlo. Son muchos los actores profesionales que han pasado por cientos de cortos, quienes no dedicamos a esto hemos visto crecer a actores hasta su nominación a Los Goya o ser premiados… un claro ejemplo en este año es Luis Callejo, una cara familiar en el mundo del corto, el cual le dio la oportunidad de darse a conocer y de construir el profesional que es ahora.

Cuando leo comentarios ofensivos hacia los directores en anuncios no remunerados, no puedo evitar acordar de lo duro que es sacaran una producción sin apoyo económico, y creo que eso no lo saben ver quienes lo critican de tan mala forma.

thumb_6101_media_image_1144x724

Quien se mete en la realización de un cortometraje termina entendiendo los dos lados de esta pasión… sabes que tanto un corto sin presupuesto, como con el, es siempre difícil de sacar adelante. Es difícil conseguir el dinero, pero una vez lo tienes la cosa ya no es tan cuesta arriba. En cambio, sacar una producción sin un duro, es una locura de principio a fin porque la moral y la ética ya no es la de un niño, y sabes que todo el esfuerzo y el tiempo de tu equipo es difícil de recompensar, y sobre ti cae la responsabilidad de que ese trabajo llegue lejos.

Para concretar quiero dejar claro que estoy a favor del corto profesional, con todo debidamente realizado en términos legales, y reivindicar un nuevo modelo para quienes no consiguen esas ayudas. Tal vez la evolución haya perjudicado reprimiendo los sueños imparables de quienes aman y quieren hacer cine. Y eso no debe ocurrir en una profesión que antes de llamarse así, es, y ha sido siempre el sueño imparable de muchos.

maxresdefault-1

TERROR (y los dos tipos de público)

31-1_d6s3

El cine de terror enmarca dos tipos de espectador, el espectador amante del terror como tal, y el espectador amante del terror y admirador del arte cinematográfico. Es entonces cuando en foros, debates, o redes sociales en general, los dos chocan… y es simplemente porque se meten en el saco a dos espectadores totalmente distintos.

Por poner un ejemplo es como si metemos a fans de BB King, por poner un ejemplo, y fans de BB King pero guitarristas, esto es músicos… Los músicos siempre sacarán conclusiones de su música mucho más elaborada… saben que los punteos son más o menos difíciles, que los tempos son de una forma u otra… todo un sin fin de tecnicismos que hacen disfrutar más, o al menos de otra forma, a este tipo de espectadores…. En cambio los que tan sólo se limitan a escuchar música, el arte les viene más a groso modo, y puede que disfruten más del concierto justamente por esa ignorancia, pero los músicos lo poco que disfruten debatiéndose entre lo bueno y lo malo, será siempre mucho más intenso y de calidad.

El cine plagado de clichés suele ser referente a otras épocas, como el de los 80 o incluso ya el de los 90… si contemplamos una película rollo “Pesadilla en Elm Street” o “Viernes 13”, sabremos que un aire de nostalgia nos invade, y por lo tanto no seremos objetivos, diremos que la peli mola, aunque sea una auténtica mierda.

maxresdefault

El cine de sustos sencillos no surge efecto con los “músicos” que les gusta BB King… vamos, que a quienes nos gusta el cine, y el cine de terror (por separado), los sustitos con resalto musical y caretos diabólicos saliendo de la oscuridad, solo nos llevan al aburrimiento absoluto, y hablo de verdad, en serio, literal… el cine trillado es aburrido, y la falta de originalidad es lo peor que pueda ocurrir en este tipo de cintas.

Tal vez este todo inventado, pero está claro que el estilo de cada director marca la diferencia… Si “Casino” lo hubiera dirigido un director de encargo (véase películas típicas de sobremesa), seguro que jamás hubiera triunfado por muchas estrellas que tenga el film… Scorsese sabe lo que quiere y sabe llamar nuestra atención con su dirección, por eso es una de las estrellas que brillan con luz propia.

0000400484

El cine de terror podría ser CINE, si directores con sello propio se encargasen de él… o si los productores dejasen de obligar a meter clichés obsoletos pensando que es lo que gusta, y da dinero.

Pero claro, mientras las taquillas sigan generando dinero con películas mediocres, esto seguirá igual.

En definitiva, y por lo que escribo esto, es para entender que el cine de terror tiene dos públicos, y que es imposible que los dos entren en el mismo saco, prueba de ello son filmes como “It Follows”, “La Bruja”, o en su momento “El Proyecto de la Bruja de Blair”, que fue incomprendida por el espectador más llano.

1464685792_953143_1464688881_sumario_normal

Pero hay luz al final del túnel… además de algunos directores como James Wan, o Federico Álvarez, otros directores de mayor reconocimiento están fijando su atención en este género… sería maravilloso ver una película de terror de Nolan, Tarantino, Aronofsky, o el propio Scorsese… Todo llegará.