FESTIVALES DE TERROR (sangre y nada más)

 

Cabin-Fever-(film)-wallpaper

Me encuentro inmerso en un proyecto de cortometraje de género algo distinto al que se viene conociendo en el ámbito del cortometraje. Se trata de una historia de terror que se encuentra comedida en los baremos del drama. Y con esto surge siempre la duda: ¿gustará en festivales?

La pregunta es destacable, pues la mayoría de los festivales de terror buscan la sangre, el asesinato, de alguna forma el Slasher, y dejan fuera gran parte de cortometrajes con menos  sangre, pero de mayores matices en guión, construcción de personajes, arte, etc… en definitiva, cortos más cuidados y de menos impacto visual.

secuencia-01-00_03_37_20-imagen-fija001

La cuestión es que se echa un poco de menos la valoración cinematográfica en ciertos festivales de terror. Me parece bien que se defina el estilo, que en las bases recalquen cuales son las temáticas favoritas o los criterios de selección y así evitar una distribución en vano. Pero no suele ser así, los festivales de menor categoría prefieren hacer alarde de la cantidad de cortos que han llegado sin importarles en absoluto el esfuerzo y el dinero que hay tras una distribución.

A día de hoy existen festivales de terror y fantástico que examinan la calidad del producto que les llega, y esos son los realmente interesantes para quienes se dejan la vida en una producción encarecida por conseguir un buen trabajo cinematográfico.

Encarecida no tiene por que ser económicamente, puede tratarse de una producción humilde pero con todos los factores sacados a relucir de igual manera. Trabajarse una buena producción no está solo en manos de los adinerados…. Las ayudas, crowdfunding, colaboraciones materiales y de más, están a la orden del día para conseguir una factura cara “low cost”.

Slasher-1

La cuestión, y lo que reivindico son festivales más comprometidos con el cine, y menos con la competición de número de cintas recibidas… y por supuesto una valoración más allá de “llenar asientos”. Tal vez poco a poco veamos la evolución.

Anuncios

EL CINE (miles de trabajos en uno)

francis-ford-coppola-on-the-set-of-apocalypse-now-1

Muchas veces escuchas a la gente neófita en esto del cine hablar mal sobre él: Perroflautas, faranduleros, titiriteros… insultos y tan rancios como su ignorancia.

Cuando un director como Francis Ford Coppola  se interesa en un espacio como los estudios “Ciudad de la Luz” en Alicante para convertirlo en la meca del cine Europeo, y los politicuchos deniegan el espacio y se cierran a negociaciones… es que me sale mi lado más violento… pero prefiero escribir un post y explicar a quienes no saben sobre esta industria, los beneficios que da una película.

Para quienes crean que el cine es para actores y directores exclusivamente, decirles que dentro de una película se mueven muchos oficios. Por ejemplo,  sólo para construir decorados se necesitan: albañiles, pintores, cerrajeros, fontaneros,  arquitectos, diseñadores, maquetistas,  y un sin fin de profesiones solamente para los decorados, y esto de primera línea, después se generan puestos de trabajo secundarios, como por ejemplo: transportistas, camioneros, fresadores, escultores, etc.

oferta-a-precio-de-derribo-por-la-ciudad-de-la-luz-tenemos-un-gran-proyecto-industrial

Para la realización de una película además de lo obvio: cámaras, actores, editores, etc… también se hace uso de sastres, maquilladores, peluqueros, cocineros, camareros (catering), etc… que conlleva a su vez trabajos en segundo plano. Y no digamos de la industria hotelera, no sólo harían el agosto, sino que todos los meses del año, pues a parte de la gente que se mueve en el mundo del cine, habría gente de todos los países que querrían venir al Hollywood Europeo para conocerlo.

Esto es tan solo una milésima parte del trabajo que generaría el cine en nuestro país, dando trabajo a miles de familias que andan en el umbral de la pobreza por decisiones de politicuchos revenidos.

Por eso no se entiende que un productor quiera darle vida a un estudio que ya está hecho, y se lo denieguen… prefieren tener un estudio muerto, que generar trabajo. Los políticos son unos incultos, unos parásitos que se alimentan de nuestro sudor, y lo que hace falta en este país para eliminar tanta corrupción, es algo de cultura e información real al pueblo.

Juego-de-Tronos-Fotos-Rodaje-2_reference

Referente a los que dicen poder vivir sin el “arte” porque consideran una profesión de vagos lo relacionado al cine, la literatura, la música… Les propongo algo: Pasaros un mes sin escuchar música, sin leer ni siquiera un artículo de un periódico (ya se que leer libros no va con vuestro intelecto), no veáis una serie ni una película, no miréis una revista (la hacen diseñadores perroflautas), y sólo con esto veréis lo gilipollas que sois. Y no quiero decir nada de los perroflautas que diseñan vuestros coches caros…. Bueno, intentad esto, y os haréis un favor.

FESTIVALES DE PAGO (sí o no)

lanzan-uruguay-edicion-premios-platino-cine-iberoamericano_1_2363917

Cada vez se ven más festivales que piden tasas por participar, todo esto se ha disparado desde que existen las plataformas on-line, y el debate es claro… Unos pensarán que es injusto, y otros que es necesario… básicamente quienes piensan lo segundo suelen ser los propios organizadores del festival.

Yo he llevado durante años un festival y sé perfectamente el esfuerzo y el tiempo que estos te roban… pero jamás puse tasas, el dinero de los premios lo daba el propio ayuntamiento, y si esto no fuera así, habría optado por seguir como empezó, sin premios en metálico, como una muestra que premia con un galardón. Pero todo esto porque considero que los cortos también valen lo suyo, y en el 90% de los casos más que los propios festivales. Cuando un festival reparte premios valorados en 5.000€, deben tener en cuenta también, que eso es lo que suele terminar costando un corto, y hablo de un corto más bien barato.

Hay muchos festivales que claramente se lucran con este invento… “los pobres cortometrajistas ansiosos por acumular selecciones, hacen lo que sea por conseguirlas… y si hay que pagar, pues se paga”.

dolar_washington

Algo así ha sucedido siempre con los actores y actrices que pagaban cantidades desorbitadas por un book de fotos o un video-book de tres al cuarto… Requisitos de los que los fotógrafos se aprovechaban y desplumaban a los jóvenes interpretes que aterrizaban en este mundillo de lucha por un papel remunerado y que terminaban perdiendo sus ahorros nada más llegar por este tipo de estafa.

He visto festivales subvencionados por ayuntamientos pedir tasas… y muchos otros que jamás las han exigido, y que ahora lo hacen… ¿está bien? ¿está mal?… no lo sé, sus razones tendrán, pero hay que considerar si finalmente queremos que hagan cine unos cuantos hasta en el formato corto… Algo que ha servido siempre como meta alentadora para auto-producirse, ahora se convierte en una traba más para quienes realizan trabajos sin subvenciones ni financiaciones privadas… vamos, que parece que esto se empieza a convertir en un hobbie para ricos.

La polémica queda servida.

PLAGIOS A LO GRANDE (los robos de las agencias publicitarias a los cortometrajistas)

Captura de pantalla 2016-05-18 a las 13.02.00

Hace tiempo que las agencias de publicidad no necesitan pagar a creativos para parir ideas… festivales de cortos como el Notodofilmfest es un escaparate perfecto para plagiar ideas y llevarlas a cabo para firmas importantes.

Estas agencias se aprovechan de la vulnerabilidad d de los cortometrajistas para estos plagios en plena cara… Se aprovechan de esta vulnerabilidad, y de su maravillosa creatividad sin que podamos hacer nada, pues es evidente que las denuncias de simples cortometrajistas contra gigantes de la publicidad no llegan a nada.

Hay muchos casos ya, pero este es el último, y desde La Muvida queremos denunciarlo.

Mirad el corto original de Diana Vicente presentado en el festival Notodofilmfest (en el link):

http://www.jamesonnotodofilmfest.com/cortos.html?id=cw5699507490d1c

Y este es el spot de Campofrío, todo un plagio.

ABURGUESANDO EL CORTOMETRAJE (autolesionándonos)

Ryan-E-Walters-Cameras-616x289

 

Llevo realizando cortometrajes unos 15 años, y en esos 15 años he pasado por muchos formatos de grabación, programas de montaje, e infinidad de festivales. Fundé y dirigí “CORTOMENAR”, un certamen de cortos que llegó a tener muy buena aceptación, con cerca de 600 cortos presentados por edición.

En todos estos años he adquirido mucha experiencia y he visto la evolución de los realizadores gracias a la tecnología que se ha hecho asequible para el usuario de andar por casa. Pero dentro de esta evolución he notado un aburguesamiento en los festivales que deja atrás aquella filosofía de dar pie a los nuevos realizadores… y es que el cortometraje ha sido siempre un método de práctica para andar hacia el largometraje.

A día de hoy el corto es un único producto, sin la palabra “prácticas”, una obra audiovisual que tiene su propio sitio en el ámbito festivalero, y que en su momento tuvo cabida en televisión y estanterías de centros comerciales culturales (esto se ha perdido a gran escala).

Hawaii-Filming

Realizar un corto hace 10 años era tener voluntad, amigos que supieran de cacharros de vídeo y audio, y alumnos de interpretación que se ofrecían encantados a dar vida a los guiones que el director escribía. Todo esto ha cambiado, ahora se a profesionalizado, pero hasta cierto punto. Quiero decir que ahora los técnicos son técnicos, el director de foto es director de foto, y hasta los actores suelen tener tablas en cine y televisión…. Hay subvenciones que piden las productoras y que no son nada modestas… 40, 50 mil euros para producciones de cortometraje que muchos utilizan para pagar todo lo necesario, y en su gran mayoría no utilizan esas cifras para pagar un sueldo a su equipo… ahí la parte no profesional de la que hablo.

Bueno, esto es un caso a parte… pagar o no pagar… allá cada cual, pero lo que está claro es que esas cifras están bien invertidas en última tecnología… Vamos cayendo en manos del consumismo, y pasamos de formato como el que cambia de calzoncillos… Cuando pensábamos que el 4k sería el formato para quedarse un tiempo, rápidamente sacan el 8k, y aún sabiendo que rara vez se proyecta en este formato, los productores lo exigen, dejándose gran parte del presupuesto en esto. Y es que es gracioso como cantábamos victoria ante la muerte del celuloide, una liberación para quienes querían contar historias y no podían… y ahora somos nosotros mismos quienes se encierran en otra jaula llamada 4k, 8k… 3D….

Filming

Los festivales se han ido acostumbrando a estas superproducciones, y cada vez dejan más de lado a los que no tienen esos medios, pero que sí tienen carisma para dirigir y realizar cine.

Para los que no sepan del tema, y piensen que 40 mil euros es una burrada para un corto, deberían saber que el coste del material para filmar es elevadísimo. Un plano puede llegar a costar 100, 200, o 1000€ (de ahí hacia arriba), depende de que se necesite para rodarlo.

Un travelling (esos planos que siguen a una persona de manera frontal, o lateral sin balancearse lo más mínimo…) se incrementa según los metros de vía que necesites… y si quieres que este equipado de electrónica o sea manual para mover la cámara, o si quieres un operador que lo maneje… esto es sólo un ejemplo. La cosa es que el hocico fino de los festivales se deja embriagar por el dulce olor del plano caro, y los pre-seleccionadores sienten que es necesario exponer “cortos que parezcan películas” en sus proyecciones con el fin de que su público neófito crea estar en un auténtico festival de películas pequeñitas, y no cortos…

Se han perdido las buenas historias y los buenos directores, y se han sustituido por equipación técnica y plagios de planos y películas de alto standing… Cortos que calcan la fotografía, los planos, y el diseño de producción de grandes producciones del cine americano, y con los que se meten en el bolsillo a jurados y público. Esto es en lo que está quedando el cortometraje a día de hoy… y parece mentira, cuando parecía que los precios asequibles serían la solución, resulta que preferimos seguir marcando clases, aunque después gran parte del gremio parezca salido del movimiento 15m.

blackmagicproductioncamera4k_1000

Esta es una reflexión que me he podido permitir por haber estado muchos años en esto, viviéndolo desde dentro, e incuso formando parte del elenco de festivales nacionales durante 7 años. No es una reflexión vehemente, se trata de algo que realmente me preocupa, y quería compartir.

por Isaac Berrokal

 

EL DOBLAJE (cuando el arte devora al arte)

langa

El doblaje es a día de hoy un tema muy debatido. La radicalidad de los apasionados por la versión original suele quedar en entredicho justamente por eso, por la manera y las formas en que defienden el cine en versión original en una acalorada discusión.

Por mi parte debo decir que siempre he sido un apasionado del doblaje, y he “estudiado” esta profesión descubriendo un buen potencial que los propios profesores me han aplaudido. Pero dentro de esta profesión he descubierto un gravísimo error, y es que el actor de doblaje ha pasado de plasmar una interpretación de un actor, a formar parte de un círculo cerrado de “estrellas” del doblaje, con lo cual se ha dejado de “imitar” una interpretación para ser el propio actor de doblaje, y su estatus, el que se ponga por encima del actor a doblar. Un ejemplo puede ser Pepe Mediavilla, un gran actor de doblaje pero que no modula su voz ni un poquito para depende de qué personaje… todos sus personajes tienen la misma tonalidad, el mismo carisma y en definitiva la misma identidad (es la voz de Morgan Freeman, para que tengáis el referente).

Science Channel

Hasta que no entré a formar parte del alumnado de doblaje no me di cuenta de que la gente que dobla, y los que estudian para ello, son auténticos entendidos en el tema. Se saben los nombres de los actores de doblaje, y tienen su propio estatus de estrella en ese submundo tan mal visto por los actores y demás miembros del gremio.

Claro, yo no me daba cuenta, pero lo que admiraba era el otro arte… el arte de doblar, un arte parasitario que arrebata el trabajo del actor en pantalla y le chupa su arte hasta un 80%…. Claro, el doblaje visto por actores de doblaje es un arte añadido, como el músico que disfruta de la banda sonora de una película…

La cosa es que últimamente hay muchas producciones en televisión (series, realities, etc), y las cuatro voces en castellano son las que reinan en todas ellas. Esto llega a ser aburrido y agobiante. Porque ya no sólo escuchas estas voces en series y películas, resulta que Uma Thurman, Bruce Willis, Tom Hanks o Morgan Freeman también anuncian lavadoras, jamón cocido, hamburgueserías y lo que sea… la saturación es alucinante.

who-is-gandalf-really-not-just-in-lord-of-the-rings-390476

A parte el hecho de haberse convertido en un arte dentro del arte, hace que los actores de doblaje ya ni se esfuercen, tan sólo son ellos mismos… ya no hay exigencias del guión, tan sólo cuatro amantes del doblaje que les nutren en su profesión con palmaditas en la espalda y buenos salarios.

Todo esto hizo que definitivamente viera las películas de siempre en versión original, y no sólo el cine independiente que no viene doblado. Fue entonces cuando entendí que el doblaje para espectadores amantes del cine es totalmente tóxico. Pero claro, para quienes sólo consumen cine por entretenimiento la cosa les puede dar lo mismo… Acostumbrarte a leer es cosa de dos o tres películas, después ni te enteras… aunque, seamos sinceros… una peli de Woody Allen es imposible de seguir, y a parte los subtítulos son resumidos por falta de tiempo en pantalla (habla rápido y las imágenes también)…

maxresdefault

Desde La Muvida animo a todo el mundo a ver cine en versión original subtitulada (VOS), descubrirán que las cintas son mucho más profundas, interesantes y de mayor calidad.

Por Isaac Berrokal

REFLEXIÓN PERSONAL (cuando la realidad supera la ficción)

kn8kofqbp22fuifaafsr2lq0osc

Me vais a permitir escribir hoy sobre una cuestión que me afecta personalmente y que seguro le ocurre a más gente. Me está ocurriendo que el cine violento ya no me hace mucha gracia. Me ocurre que desde que el terrorismo ha puesto de moda la muerte ante las cámaras, y la televisión sensacionalista lo exhibe sin aviso previo, mi retina se ha ensuciado de tal manera que ya no hay forma de que no me duela cualquier escena violenta en una película… Cuando en un film alguien pega un tiro en la cabeza a otro, automáticamente y de forma involuntaria, escarbo en mi memoria  encontrando esa misma imagen pero extraída de la realidad, sacada de ese canal de terror donde todos los días nos presentan una auténtica película de terror con personajes reales.

6_zps0ab11c2b.jpg-original

No soy capaz de contener mis sentimientos de vergüenza y de desolación ante humanos deshumanizados… odio, dolor y guerra… No puedo ver ya una película sin saber que existe de verdad y que se queda corta…  y mucho menos me atrevo últimamente a salpicar de sangre una pantalla con el fin de entretener mediante un corto a quienes hasta la fecha se divertían con mis producciones de cortometraje.

Estoy aquí parado, planteándome hasta que punto puede la realidad acabar con la ficción… planteándome hasta que punto cierta basura humana podrá acabar con la pasión de entretener con un poco de kétchup y unas salchichas untadas de tomate… Aquí… parado… sin más

Estoy aquí parado, planteándome hasta que punto puede la realidad acabar con la ficción… planteándome hasta que punto cierta basura humana podrá acabar con la pasión de entretener con un poco de kétchup y unas salchichas untadas de tomate… Aquí… parado… sin más.

por Isaac Berrokal